Continuar al contenido principal
C/ Portu-Etxe 9-1º, 20018-San Sebastián 943 31 67 07 guitrans@guitrans.eus

Nuevo trazado entre Arrasate y Elorrio para la transformación integral de la N-636

Los diputados de Infraestructuras Viarias de Gipuzkoa y Bizkaia, Maria Ubarretxena e Imanol Pradales respectivamente, han dado a conocer recientemente la solución elegida para mejorar el tramo Elorrio-Kanpazar-Arrasate a través de un nuevo trazado que elimina las actuales curvas y que salva el alto de Kanpazar a través de un túnel de 830 metros de longitud. Ambas instituciones han acordado avanzar en la redacción del proyecto, que tendrá un coste aproximado de 6 millones de euros y un plazo de 42 meses.

El nuevo trazado comienza al final de la Variante de Elorrio. La solución diseñada se aleja de la carretera existente, eliminando el actual recorrido sinuoso, y proyecta un túnel de 830 metros de longitud que atraviesa el alto de Kanpazar, mejorando así la conectividad y la seguridad vial. El nuevo túnel desemboca en la parte de Gipuzkoa en el enlace de Epele, conectando directamente con el tramo de Epele de la N-636 y accedo directo a la entrada de la AP-1/AP-8 de Arrasate.

El nuevo diseño incluye una carretera de tres carriles, con dos carriles en sentido ascendente y ampliación de los arcenes conforme a la normativa para una velocidad de proyecto de 80 km/h, lo que garantiza un tránsito fluido y seguro.

Mejora de la conectividad: La reconfiguración del enlace de Elorrio y la introducción de una nueva rotonda y vial facilitarán los movimientos de acceso y salida, mejorando significativamente la conectividad local y entre territorios.

Seguridad y capacidad: Eliminando giros a izquierda y cruces a nivel existentes, se mejora la seguridad en el trazado. Además, la sección tipo de la carretera se diseñará para optimizar la seguridad y capacidad del tramo, ofreciendo carriles de 3,50 m y adecuadas separaciones y arcenes.

El nuevo trazado implica una importante mejora de la conexión entre los municipios de Elorrio, Arrasate y Bergara y anticipa una reducción de los tiempos de viaje y un notable aumento de la seguridad para las y los usuarios de la carretera. Con la elección del nuevo trazado, ambas diputaciones avanzan ahora hacia la fase de redacción y posterior aprobación definitiva del proyecto.