boletin

Solred-Guitrans
 
Accesos
>> Documentación
>> Especialidades
>> Fiscalidad
>> Gasóleo
>> Normativa
>> Observatorios
>> Publicaciones
>> Restricciones
 
 
Acuerdos Guitrans
> MERKAOIL - Gasoil ESTACIONES CON SERVICIOS CORONAVIRUS
> CAJA RURAL DE NAVARRA - Nuevo convenio 
> EUTI - Tacógrafo digital
> WTRANSNET - Bolsa cargas
> TIMOCOM - Bolsa cargas
> GUITRANS - Gasoil ESTACIONES CON SERVICIOS CORONAVIRUS
> PREVENCILAN - PRL
> SOLRED - Gasoil ESTACIONES CON SERVICIOS CORONAVIRUS
> LAGUNAK - Formación
> RESSA - CEPSA, Gasoil ESTACIONES CON SERVICIOS CORONAVIRUS
> MICHELÍN - Neumáticos 
> ASISA - Seguro médico
> LABORAL KUTXA - NUEVO ACUERDO
> ACADEMIA IDIOMAS ELDUAIEN - NUEVO ACUERDO

2020


Nueva relación de teléfonos para notificar accidentes en transporte de mercancías peligrosas.
Actualizado a 19 de octubre de 2011
Publicaciones
Revista Bidean, febrero 2020
Manual del Transporte 2019
noticia fija 02/03/2020 Modificada la Orden de accesos a las carreteras del Estado, las vías de servicio y la construcción de instalaciones de servicio, para facilitar la instalación de puntos de recarga eléctrica
La modificación, publicada en el BOE de 29 de febrero, en la Orden TMA/178/2020, de 19 de febrero, trata de promover el despliegue por operadores privados de una red de recarga de vehículos eléctricos que permita avanzar hacia el objetivo de minimizar la dependencia de los transportes respecto del petróleo y mitigar el impacto medioambiental del transporte.


El marco normativo vigente, y la Orden de accesos en particular, no contemplaba de forma expresa determinadas cuestiones que se han suscitado con posterioridad. En particular, se ha planteado en tiempos recientes la necesidad de llevar a cabo un importante despliegue de puntos de recarga eléctrica junto a las carreteras estatales. 

Peculiaridades de los puntos de recarga
La consideración normativa de las instalaciones de recarga eléctrica debe partir de la circunstancia de que se trata de instalaciones con ciertas peculiaridades específicas, derivadas fundamentalmente del tiempo de recarga, considerablemente superior, en las condiciones actuales de la técnica, al de repostaje en una estación de servicio, que se traduce en un menor tráfico generado por cada punto de recarga en comparación con cada punto de suministro de carburante. 

Además, hay que tener en cuenta la necesidad de disponer de plazas de aparcamiento específicas para estacionar el vehículo durante el tiempo que dura la carga y que la solicitud de instalación de los puntos de recarga eléctrica vaya generalmente asociada a instalaciones de servicios ya existentes junto a la carretera, como restaurantes, cafeterías u hoteles. 

En el caso de que la instalación de recarga se plantee como complementaria de la principal -y a diferencia de aquél en que la instalación se plantea de forma autónoma, en que la nueva autorización debe imponer el pleno respeto a la legislación y normativa en vigor- parece razonable que no deba exigirse la adecuación de los accesos a la normativa posterior (como establece ahora, con carácter general, la disposición adicional primera de la Orden de accesos). Y ello porque la instalación de recarga eléctrica es un servicio adicional o complementario a los usuarios de la instalación principal ya existente, y que apenas genera tráfico añadido, por lo que -en las condiciones actuales, se insiste- no tiene generalmente afección negativa significativa en el nivel de servicio y de seguridad viaria de las carreteras.